domingo, 28 de mayo de 2017

CREMA TEMPLADA DE FRUTAS DE VERANO CON CRUJIENTE DE CECINA - #ASALTABLOGS

Último domingo y este mes con especial ilusión. Hemos entrado a robar en el Blog Coses&cosetes de a mi amiga Tesa, una cabecita loca que es un encanto de mujer, un ejemplo de lucha, superación y que desborda alegría por todos los cuatro cosatados.

Estos días ando enfrascada en preparar un menú para una cena de verano que hago cada año en casa y me he decantado por esta crema de frutas de verano, una forma distinta de tomar fruta, muy refrescante y ligera, como posible aperitivo y de momento tiene bastantes puntos para estar en la alineación final.

Laia, hoy una receta fácil, fácil :-)

Espero que os guste!


Ingredientes:
2 lonchas de cecina de león
1 puerro
1 patata mediana
200 gr de melocotón natural pelado y cortado a dados
100 gr. de melón
1 l. de caldo vegetal
1 cucharada de yogur desnatado
1 cucharada de Aceite de Oliva
1 cucharadita de sal
1 pizca de nuez moscada


Cómo se hace?

Envolver las lonchas de cecina entre papel absorbente de cocina y meter al microondas a máxima potencia 1 minuto. Reservar.

Sofreír el puerro cortado pequeñito en una cazuela con un poco de aceite. Cuando empiece a tomar color añadir la patata pelada y cortada a daditos. Saltear un par de minutos. 

Añadir el melocotón y el caldo y dejar cocer durante unos 25 minutos a fuego medio-alto, removiendo de vez en cuando. Apagar el fuego y dejar templar un poco.


Incorporar el yogur, el melón, la sal y triturar con la batidora eléctrica.

Colar por el chino para dejar la textura perfecta. Rectificar de sal y añadir la nuez moscada.

Poner la cecina entre dos papeles vegetales de cocina o dentro de una bolsa de plástico y chafar con el rodillo para convertirla en polvo.


Servir la crema y espolvorear la cecina por encima.

Se puede tomar templada, caliente o fría.


Con esta receta participo en el Asaltablogs del mes de Mayo

sábado, 20 de mayo de 2017

EMOTICONOS DE PATATA :-)

El otro día ví en el super, en la sección de congelados, unas bolsas de patatas con forma de emoticonos. A lo mejor hace siglos que las venden pero como no suelo fijarme en los congelados y mucho menos en la comida procesada estoy completamente off de este tipo de productos. 

Pero la forma me gustó. Me pareció divertido y quise hacer una prueba. 

Usé la receta de las bolitas de patata y quedaron estupendos. A mis hijos les encantaron :-) 

Esta vez les di forma de smiles pero seguro que se podrán hacer con otras formas o expresiones.

Son muy fáciles de hacer, pero si tenéis prisa o no queréis liaros tanto, se les puede dar forma de bolita o moneda y quedan igual de buenas

Espero que os gusten!


Ingredientes:
(Para unos 20 medallones)

500 g de patatas 
2 cucharadas colmadas de harina fina de maíz
2 cucharadas colmadas de queso parmesano rallado
sal 
Aceite para freír 

Te ayudará:
Una pajita
Una cucharilla


Cómo se hace?


Hervir las patatas en abundante agua con sal durante unos 40 minutos. La cocción depende del tamaño de las patatas. 

En un cuenco chafar las patatas con un pasapurés o tenedor, sazonar con sal.

Añadir la harina, el queso y amasar hasta integrar. 


Guardar en la nevera, tapado con papel film una hora como mínimo.

Cojer una cantidad de pasta equivalente al tamaño de una nuez. Bolear y chafar dando forma de moneda. 

Con la ayuda de la pajita hacer los ojos y con la punta de la cucharilla marcar las bocas.




Poner aceite abundante en una sartén y cuando esté caliente freír las caritas un par de minutos por ambos lados. Sacar con una espumadera y dejar en un bandeja con papel de cocina para que absorva el exceso de aceite.

También se pueden hacer al horno. Para ello pintar las caras con aceite de oliva y hornear a 180º unos 10 minutos.

Servir caliente acompañado de salsa de tomate, mayonesa, salsa de queso u otra salsa que te guste.


jueves, 18 de mayo de 2017

ENSALADA DE ESPELTA

Pues sí, la espelta se come en ensalada y está deliciosa. Quizás todos lo sepáis pero yo lo he descubierto hace poco y quería compartirlo con tod@s vosotr@s. Yo la había usado molida para hacer pan o en grano mezclada en la masa cuando he hecho pan de semillas pero no la había comido de otra forma.

La espelta es un grano pequeño, parecido al arroz y una vez hervido se hincha y queda perfecto para comer. 

Es un grano integral, es decir, se come con la cáscara y es por esto que conviene asegurar que procede de cultivo ecológico. En otro caso tendás que tener en cuenta que los posibles pesticidas que se hayan usado para su cultivo quedarán impregnados en la cáscara y te los vas a comer junto con la ensalada.


Mi espelta proviene de los campos de Pep Mestre, un agricultor de Argençola, un pueblo de la comarca del Anoia, relativamente cercana a mi casa y que conocí el año pasado en una visita a sus campos y molino en el transcurso de la Feria de las especias y las hierbas medicinales

Pep hace casi cuarenta años que es agricultor. En el 2000 le obligaron a hacer un curso de seguridad para poder usar productos fitosanitarios y quedó tan horrorizado con lo que le contaron sobre estos que se decidió a cambiar el sistema de producción de su explotación familiar y se pasó al cultivo ecológico.  

Pasear por sus campos fue toda una experiencia y oirle contar todo lo que sabe fue muy enriquecedor. Me encanta la gente que tiene conocimientos y los transmite con esta pasión. La gente que está enamorada de su trabajo y lo comparte con los otros, regalando conocimientos y enseñando. 

Me encantan las personas que son maestras de su oficio, quizás sea porqué soy hija de maestros ;-)

Foto: grano de espelta integral

Otra cosa que he aprendido hace poco es una teoría, creo que originaria de Japón, que habla de los alimentos y sus colores.

Esencialmente dice que cuantos más colores tenga la comida que vayamos a comer más saludable, nutritiva y completa va a ser. Como esto podría ser muy extenso podemos cojer como norma que contenga 5 colores principales: blanco, rojo, amarillo, verde y negro. 

Tengo que seguir estudianado sobre el tema pero para empezar y con sólo estas nociones tan básicas podremos preparar unas ensaladas espectaculares como la que os traigo hoy.

Espero que os guste!


Ingredientes:

200 gr. de espelta de grano pequeño 
1/2 taza de arándanos
1/2 taza de granos de maíz 
1 tomate maduro, o tomatitos cherry
Hojas de lechuga variadas
Germinado de brócoli, alfálfa y soja
Setas shimeji
1 aguacate
Semillas variadas: pipas de calabaza, girasol, lino dorado,... (omega vegetal)
Hojas de albahaca
1 diente de ajo
Aceite




Cómo se hace?

Poner una olla con agua al fuego. Cuando empiece a hervir echar la espelta previamente lavada y un poco de sal. Tendrá que cocerse unos 40/45 minutos, hasta que la cáscara se abra y el grano quede blandito.

Cuando esté a nuestro gusto, a mi me gusta un poco crujiente, colar y refrescar.



Dorar el ajo laminado en una sartén con un poco de aceite. Añadir las setas limpias y saltear cinco minutos. Reservar.

Poner el cereal en un cuenco. Añadir los arándanos enteros, los tomates cortados a gajos o si son pequeños abiertos por la mitad, las hojas de lechuga, los granos de maíz y los germinados. Las setas y el aguacate cortado a dados. 

Espolvorear unas cuantas semillas y las hojas de albahaca picaditas.

Aliñar, servir y disfrutar de una comida espectacular!

lunes, 15 de mayo de 2017

TOSTADAS DE PAN AGRIO (HAPUPIIMA KARASK) CON CREMA DE QUESO Y FRUTOS DEL BOSQUE - VIAJANDO A ESTONIA CON REPOSTERAS POR EUROPA

Este mes viajamos a Estonia con el grupo de Reposteras por Europa y me inspirado en un pan típico de este país para hacer mi receta. 

El Karashk es un bollo de pan tradicional, uno de estos panes densos, un punto agrios y sin levar tan típicos de Europa del Este. 


Luego le he añadido una crema de queso por encima y unos frutos del bosque y ha quedado una merendola la mar de apetecible.


Esta es mi propuesta. Espero que os guste!




Ingredientes:

Para el Karask
(Adaptación de la receta del blog Nami-Nami)

200 ml de creme fraiche 
150 ml de leche
1 huevo 
1 cucharadita de sal 
1 cucharada de azúcar 
2 cucharadas de aceite o mantequilla derretida 
1 cucharadita de comino en grano
300 gr. de harina de cebada 
150 gr. de harina de trigo 
1 cucharadita de bicarbonato de sodio 
2 cucharadas de semillas variadas (pipas de calabaza y girasol, lino dorado, sésamo y chia)


Para la crema de queso
100 gr. ricotta (o cualquier queso fresco o de untar)
2 cucharadas de yogur natural
1 limón
2 cucharadas de azúcar

Para terminar el plato:
Frutas del bosque: arándanos, frambuesas y fresas
Flores silvestres (en mi caso pétalos de caléndula)

Te ayudará:
Un molde de plum cake


Cómo se hace?

Batir el huevo mezclado con la sal y el azúcar, añadir la leche agria, mantequilla, harina mezclada con semillas de comino y el bicabonato.

Verter la mezcla en el molde previamente engrasado y forrado con un papel vegetal y hornear a 200º durante 20-25 minutos o hasta que la parte superior es bollo esté dorada. 

Dejar enfriar un poco.


Mientras preparar la crema de queso.

En un cuenco mezclar el queso con el iogur, unas gotas de limón, la raspadura de la piel del limón y el azúcar. Mezclar bien pero sin sobrebatir porqué si no quedará líquido.


Cortar el pan a rebanadas.

Poner unas cucharadas de crema de queso encima de los trozos de pan y decorar con unas cuantas frutas del bosque y flores silvestres.





Con esta receta participo en el reto Reposteras por Europa. Si queréis apuntaros al reto o ver en qué consiste encontráis toda la información clicando la imagen.

sábado, 13 de mayo de 2017

BIZCOCHO DE KUMQUATS, HIERBABUENA Y NATILLAS DE NARANJA - RETO VEO VEO

El kumquat es una fruta que siempre me ha llamado la atención y que irremediablemente asocio con mi madre. Y no por la fruta en sí, si no por la expresión que utilizaba cuando le metíamos algún rollo e indefectiblemente contestaba: sí, sí, naranjas de la china!!!

Y fue de mayor cuando descubrí que las naranjas de la china existían de verdad y no sólo eso, sinó que las naranjas, todas las naranjas, són originarias de la China.

Este mes, en el reto VeoVeo hemos jugado con la foto de un plato del chef Louis Robinson, propietario del Spice un restaurante Pop Up, un tipo de restaurante itinerante y temporal que se monta en distintos espacios proporcionando una experiéncia única e irrepetible, un concepto novedoso y que me encanta... a ver si me animo y lo pongo en práctica ;-)

Para mi este mes lo complicado ha sido encontrar el tiempo para hacer mi receta, he estado muy liada con algo que espero poderos enseñar dentro de poco. Encontrar los kumquats también ha sido una odisea, pero bueno, al final los encontré y pude preparar lo que ví en la foto original, aunque finalmente se parezca poco o nada a lo que quería hacer, pero ya sabemos que esto, aunque parezca fácil, es muy difícil.

Esta es mi propuesta, espero que os guste!


Ingredientes:

Para el bizcocho
25 kumquats
10 hojas de hierbabuena
3 huevos
125 gr. de azúcar moreno
125 ml. creme fraiche
1 pellizco de sal
150 gr. de harina
1 sobre de levadura química
50 ml. de aceite
2 cucharadas de azúcar moreno


Para la crema:
200 ml de leche
3 yemas de huevo medianos
1,5 cucharadas de harina de maíz
70 gr de azúcar
100 ml zumo de naranja natural
Un poco de ralladura de naranja

Cómo se hace?

Batir los huevos a temperatura ambiente con el azúcar, unos 10 minutos hasta que tomen consistencia mantecosa de color blanquecino.

Añadir la creme fraiche y el aceite y mezclar hasta integrar.

En un bol tamizar la harina y la levadura y añadirlo a la mezcla anterior mezclando bien para integrar pero sin sobre batir. 

Cortar 10 kumquats por la mitad, sacar las semillas y picarlos enteros. Mezclar con la masa junto con 5 hojas de hierbabuena también picadas.

Pintar un molde alargado con mantequilla y forrarlo con papel de hornear.

Poner las dos cucharadas de azúcar moreno en el fondo y cortar el resto de kumquats a rodajas y ponerlas en la base, reservando unas cuantas para la decoración final. 


Verter la masa y cocer en el horno precalentado a 180º unos 30 minutos.

Sacar del horno y dejar reposar 10 minutos antes de desmoldar pero no mucho más para evitar que con el azúcar el papel quede pegado a la base.

Dejar enfriar completamente encima de una rejilla. 


Las natillas de naranja

Poner la leche en un cazo y calentar a fuego lento hasta unos 60/70º.

En un cuenco batir las yemas con la harina y el azúcar.



Añadir la leche poco a poco removiendo todo el rato con las varillas para evitar que las yemas se corten.

Poner en el cazo y a fuego moderado sin dejar de remover hasta que espese.

Retirar del fuego y añadir el zumo y la ralladura mezclando bien con las barillas. Dejar  templar y guardar en la nevera hasta el momento de servir.


Montaje del plato

Poner un circulo generoso de natilla en la base del plato, encima un trozo de bizcocho y acabar decorando con unas rodajas de kumquat y unas hojas de hierbabuena.


Y como siempre os dejo la comparativa, primero la foto original
y después la mía

Foto original: @louisrobinson
Y la mía

Si queréis ver lo que han preparado mis compañeras de reto podéis ver todas sus propuestas aquí, y si queréis participar en el Reto VeoVeo me podéis mandar un mensaje y os incluyo. Si os gusta la cocina, improvisar, imaginar e idear este es un desafío de los que te hacen disfrutar ;-)

RECOPILATORIO RETO VEO-VEO - MAYO 2017


Una de las cosas más fascinantes de los retos gastronómicos es que puedan surgir tantas versiones distintas de una misma receta, que se plasman en fotografías que poco o nada tienen que ver entre ellas a pesar de nacer todas de la misma fuente.


El reto #VeoVeo pretende hacer 
el camino a la inversa


Es decir, vamos a ver qué pasa si en vez de ir de la receta a la foto vamos de la foto a la receta.



Para ello cada mes se facilita una fotografía a todos los miembros del grupo y sin más indicaciones, cada uno debe interpretar qué ingredientes lleva y qué elaboraciones se tienen que preparar para llegar a ese resultado.
           

La foto escogida para la ocasión ha sido esta, un plato del chef Louis Robinson. Propietario de Spice un restaurante Pop Up. Esta es una nueva modalidad de restaurante (o tienda) en la que el espacio físico deja de ser fijo para convertirse en itinerante y temporal. 

Así se puede cenar en un almacén abandonado, en un restaurante el día de cierre, en una tintorería o cualquier espacio imaginable, proporcionando una experiéncia única e irrepetible. Además Louis puede venir a vuestra casa a cocinar si vivís por la zona de Florida (USA) :-)



Os dejo su perfil de Instagram por si queréis ver su fantástico trabajo y creo también tiene perfil en facebook.



Y este es el resultado de nuestro juego y de lo que hemos visto :-)



Elena del blog Mrmlada
Orange Bars


Maria José del blog Aquí se cuece jugando
Naranja a las cuatro texturas


Elvira del blog Así se come en Granada
Bizcocho de naranja y miel sin horno



Estela del Blog La Cocina de Estela
Puding de naranjas Kumquats caramelizadas y salsa de Vainilla


Natalia del blog Sabores de Nati, Poesía Culinaria
Pastel de maíz, calabacín y queso con mermelada de chiles



Encarnita de El paraiso de los golosos
Brownie de limon con crema inglesa


Blanca del blog Menjar a Cala Blanca
Bizcocho de kumquats, hierbabuena y natillas de naranja



Aurea del blog Las cositas de la peque
Pastel de verduras con fritada de tomatitos cherri y parmentier de queso curado


Libia del blog Tartis y más
Bizcocho de kumquats



Belén del blog El toque de Belén
Bizcocho de limón caramelizado, a la sartén, en cama de natillas



Laura del blog Olor a regalices
Cake invertido de kumquat


si queréis participar en el Reto VeoVeo me podéis mandar un mensaje y os incluyo. Si os gusta la cocina, improvisar, imaginar e idear este es un desafío de los que te hacen disfrutar ;-)

miércoles, 10 de mayo de 2017

TOFUNESA

He estado dos semanas sin comer nada de origen animal y a pesar de que suelo comer la verdura o la ensalada aliñada sólo con un hilo de aceite, falta que no puedas comer algo para que lo eches de menos.

Y para hacerlo más variado y pensando también en futuras ensaladas veraniegas me preparé esta salsa a base de tofu.

Lo cierto es que la vi en el súper de productos eco al que suelo comprar cada vez más cosas: harinas, granos, legumbres y el propio tofu y así me aseguro que el poco que como es bueno y no proviene de soja transgénica.

Y me puse a investigar cómo podía hacer la salsa en casa. Es muy fácil de preparar y en 5 minutos tendras una fantástica salsa para aliñar o acompañar todo tipo de platos. 

Ideal también para intolerantes a la lactosa, al huevo, veganos, con colesterol alto, ... 


Ingredientes:

200 g de tofu ecológico
75 ml de aceite extra virgen extra
1 cucharada de vinagre de manzana

1 cucharadita de orégano
Sal y pimienta al gusto

Opcional:
1 cucharadita de mostaza
2 cucharadas de eneldo o cilantro, o perejil en vez del orégano
1 diente de ajo 




Cómo se hace?

Cortar el tofu a dados y ponerlo en un cazo con agua y hervir durante unos 5 minutos. 


Apagar el fuego, escurrir y dejar que se enfríe.

Poner todos los ingredientes en la batidora y triturar hasta conseguir una salsa con una consistencia suave y ligera.

Rectificar de sal y pimienta y disfrutar :-)