viernes, 21 de diciembre de 2012

POLLO RELLENO

Yo no suelo hacer pollo relleno en Navidad porqué siempre voy a casa de mi madre a comer y esta es la comida típica de este día. 

El 25 siempre nos hemos juntado todos los hermanos y mis primos y acabamos siendo 25 o 30 (a veces creo que incluso más) y para dar de comer a tantos, además del caldo con galets, que mi madre hace buenísimo, suele hornear dos o tres capones de 3 o 4 kilos cada uno.

A mi me toca preparar el Sant Esteve y para este día hago otras cosas. Tampoco suelo hacer canelones, que sería lo típico aquí en Catalunya, y que se hacen con la carne del caldo que se ha comido el día antes. Siempre pienso que la gente al tercer día de fiestas esta a reventar de comer y acostumbro a hacer algo más ligerito. 

Pero cuando vivía en casa de mis padres, de esto hace siglos, solía ayudar a mi madre a preparar el Pollo de Navidad y esta es la receta que recuerdo. 


Ingredientes:
1 pollo de corral ecológico de unos 2,5 Kg.
200 gr. de salchicha a trozos pequeños
200 gr. de carne magra del cuello a dados
50 gr de piñones
100 gr de ciruelas sin hueso
100 gr. de orejones
Unas láminas de trufa
1 vasito de vino rancio
1 vasito de coñac
1 vasito de jerez dulce
Sal, pimienta y nuez moscada
Aceite y manteca de cerdo
2 Kg de patatas para freír. Las mejores para freír son las kennebec o las turias.






En una cazuela con un poco de manteca y aceite freír la carne salpimentada, las salchichas y cuando estén medio hechas rehogar con el vino rancio.

Calentar el horno a 190º

En un cuenco mezclar los frutos secos, las láminas de trufa picadas y la carne con todo el jugo, un poco de nuez moscada y pimienta . Mezclar bien y rellenar con esta mezcla el pollo. Coser el cuello y el culo con un poco de hilo de cocina o con unos palillos procurando no romper la piel.

Poner el pollo en una rustidera con las pechugas hacia arriba, untar con la manteca de cerdo y  salpimentar. Hornear hasta que el pollo empiece a dorase. Sacarlo del horno y darle la vuelta, dejando la espalda arriba. Rehogar con el coñac y el jerez dulce y un vaso de agua mineral. Hornear durante dos horas mojando de vez en cuando con el jugo que va soltando.

Pelar las patatas. Cortarlas a dados grandes y freír. Reservar

A las dos horas girar nuevamente y dejar hornear hasta que las pechugas estén bien doraditas.

Poner el pollo en la bandeja de servir con las patatas. Con una cuchara desgrasar el jugo que ha soltado y  ponerlo en una salsera.

Embellecer las patas de pollo con los sombreritos de cocinero