miércoles, 27 de noviembre de 2013

ZOPF O PAN SUIZO

Bueno, la verdad es que ya no recuerdo el cómo ni el porqué pero el caso es que un día Cristina, Sònia y al final se apuntaron también Vivi y Isabella,  nos retamos para hacer una especie de bollo grande que tenía un nombre impronunciable. 

Así que empezamos a investigar, cada una por nuestra cuenta para conseguir la mejor receta y el resultado más espectacular. En esto consisten los retos ;-)

Encontré muchas recetas y al final me decanté por la de una chica chilena que vive en Suiza. Si queréis ver su blog, pinchar aquí.

Hice su receta pero cambié el proceso de amasado. 

Un primer ejemplar lo llevé al trabajo y entre Anna y Sílvia (y yo también pequé un poco...) se lo zamparon en un plis plas.

Así el fin de semana repetí pero esta vez cambié el trenzado y le añadí semillas de chia que són muy ricas en Omega3 y por tanto ayudan a reducir los niveles de colesterol (para compensar, más que nada...).

(*) 



Ingredientes:

250 grs de harina de fuerza
1/2 cucharadita de sal
1 cucharadita de azúcar
10 gr. de levadura fresca
200 ml de leche tibia
40 grs. de mantequilla derretida
1 yema con leche para pintar

1 cucharada de semillas de chia


Cómo se hace:
En un cuenco poner la harina y hacer un volcán. En medio poner el azúcar y la levadura desmenuzada. Verter encima un poco de la leche tibia y dejar unos 20 min para que la levadura empiece a espumar.


Agregar la sal procurando no verterla encima de la levadura, la mantequilla derritida y el resto de leche a temperatura ambiente.


Amasar con la rasqueta para integrar bien todos los ingredientes.

Bolear y dejar reposar 10 minutos.

Enharinar ligeramente la mesa de trabajo y amasar hasta conseguir una masa elástica y fina. 

Bolear y dejar la masa en un cuenco aceitado tapada con un trapo hasta que doble su volumen.

Desgasificar y amasar un par de minutos. Dividir la masa en dos.

Estirar cada una de las mitades en una placa de unos 30 x 20 y enrollar por el costado más largo como para hacer un brazo de gitano.  

Luego estirar cada uno de los rollos con las manos haciendo un churro de unos 40/50 cm.

Ponerlos en forma de aspa e ir trenzando. 




Cristina nos buscó un vídeo en youtube que explica cómo hacerlo(a partir del minuto 1:50)

Poner el bollo en una placa de horno con papel vegetal y dejar leudar de nuevo durante una hora más o menos.


Calentar el horno a 180º

Pincelar la trenza con una yema de huevo batida con leche.

Hornear unos 25 minutos.

Dejar enfriar encima de una rejilla.


Se puede comer con mantequilla y mermelada o con algo salado puesto que no es dulce. Y si tienes la suerte de tener una amiga que te regale una super taza, acompañarlo de un buen te o café con leche ;-)