lunes, 16 de diciembre de 2013

GINGERBREAD HOUSE - CASA DE GALLETAS DE JENGIBRE

Hace poco publiqué una receta para preparar galletas de cristal, que monté en forma de caja para poder poner una vela dentro y así decorar la mesa del día de Navidad. Como os comenté en ese post la receta que usé no me gustó nada.


Cuando puse la foto en Instagram, la hermana de mi cuñada (que por cierto es fotógrafa y hace unas fotos preciosas que podéis ver aquí)  me comentó que en Noruega cada familia hace su casita de galleta de pimienta para decorar la Navidad. 

Así que me puse a investigar. Ya sabéis que a mi ponerme retos es peligroso, jajaja.

Encontré una receta en un blog de una chica noruega de galletas de pimienta. Preparé la masa, recorté la casita, piqué los caramelos y al hornear se infló la masa como si fuera de bizcocho y quedó toda la casa deformada y encima el sabor de las galletas no era nada bueno.

Seguí investigando y encontré otra receta. Este es el resultado.


 Ingredientes:

115 g mantequilla pomada
150 g azúcar moreno
1 cucharadita de vainilla
1 huevo
85 ml miel de caña
390 g harina
1 cucharada de jengibre molido
cucharaditas de canela molida
1/2 cucharadita de sal

Caramelos de azúcar, springles, gominolas, grajeas de chocolate, ...

Para la glasa real
2 claras de huevo
500 gr de azúcar glas
20 gotas de vinagre blanco

Cómo se hace?

Batir la mantequilla hasta que esté a punto pomada, añadir el azúcar y seguir batiendo hasta que esté espumosa, blanqueada y haya aumentado de volumen. 

Añadir la vainilla, a continuación añadir el huevo y la miel y seguir batiendo.

Mezclar los ingredientes secos (harina, jengibre y canela) y añadir a la masa de mantequilla. 

Amasar hasta integrar perfectamente. Si queda muy pegajosa podemos aumentar hasta 50 gr la cantidad de harina. Esto depende mucho de la humedad ambiente y del tipo de harina que se use. 


Poner dentro de una bolsa de plástico con cierre hermético y dejar reposar 1 hora a la nevera como mínimo, aunque es mejor dejarla de un día para otro.

Sacar la masa de la nevera y estirarla entre dos papeles de hornear. Cortar las galletas. Yo me he hecho este plano pero si no os gusta podeis encontrar infinidad de modelos en internet. (esto lo descubrí después de hacer mis planos, jijiji)


Para hacer los cristales de las ventanas machacar los caramelos y ponerlos en los huecos antes de hornear (en este post explico detalladamente cómo hacerlo).

Si no queréis ponerle el caramelo podéis recortar hojas de gelatina y pegarlas por la parte posterior antes de pegar los laterales de la casa.

Con los recortes de la masa recortar otras galletas. Son típicos los ginjerman cake o los arboles de Navidad, que después os pueden servir para decorar los alrededores de la casa, o cortar galletas en forma de corazón para decorar el árbol, como hice yo ;-)


Si hacéis galletas para colgar es importante hacerles un agujero antes de hornear. Con esta masa, al ser tan blandita es ideal hacerlo con una pajita. Os quedará redondo y perfecto! 

Las galletas grandes hornear unos 15 minutos. Las más pequeñas 8 o 10 minutos serán suficientes.

Dejar enfriar completamente las galletas antes de decorar.

Para pegar las paredes y tejado podéis hacerlo con caramelo o con glasa. Cuando hice las cajas portavelas las pegué con caramelo y me funcionó perfectamente. Yo vivo en una ciudad fría y seca o sea que con el caramelo no voy a tener problemas, pero si vuestra ciudad es húmeda, el caramelo corre el riesgo de deshacerse.

Así que esta vez, como mi casita iba a quedarse a vivir en una zona bastante húmeda, con nieblas casi diarias, decidí pegarla con la misma glasa que usé para decorar la casa.

Vic 10:00 AM
Es importante que hacer una base firme sobre la que trabajar y que sea la que servirá de asiento a vuestra casa. Yo no lo pensé y tuve que usar una bandeja de cartón de las de pastelería. Tendría que haber hecho una base de madera forrada o similar, pero...


Preparar la glasa. En un cuenco batir las claras hasta que hagan un poco de espuma. Mezclar el azúcar glas tamizado y mezclarlo bien. Tiene que quedar una consisténcia similar a la de la pasta de dientes. Añadir el vinagre y mezclar perfectamente. 

Poner en una manga pastelera y usar boquillas redondas de 2 para la decoración y detalles y la del 3 para pegar los costados y hacer los montoncitos de nieve de la base.


Primero pegué dos costados. Podéis usar tazas y tarros de distintos tamaños para que os ayuden a mantener la estructura firme mientras se pegan las piezas.

Luego fui pegando el resto de elementos y cuando ya estaban secos, un par de horas más o menos, pegué el tejado y la chimenea.

Una vez la estructura estaba firme, la dejé toda la noche, empecé con la decoración. Aquí va al gusto e imaginación de cada cual. Yo usé glasa blanca, grajeas de chocolate y springles de colores pero podéis usar todo tipo de gominolas, glasa de colores, .... Internet es otra fuente de inspiración inagotable.

Cuando la glasa ya está seca poner una vela calientaplatos en el interior.


(ATENCIÓN: no dejar NUNCA la vela encendida dentro de la casita sin vigilancia)