miércoles, 27 de noviembre de 2013

ZOPF O PAN SUIZO

Bueno, la verdad es que ya no recuerdo el cómo ni el porqué pero el caso es que un día Cristina, Sònia y al final se apuntaron también Vivi y Isabella,  nos retamos para hacer una especie de bollo grande que tenía un nombre impronunciable. 

Así que empezamos a investigar, cada una por nuestra cuenta para conseguir la mejor receta y el resultado más espectacular. En esto consisten los retos ;-)

Encontré muchas recetas y al final me decanté por la de una chica chilena que vive en Suiza. Si queréis ver su blog, pinchar aquí.

Hice su receta pero cambié el proceso de amasado. 

Un primer ejemplar lo llevé al trabajo y entre Anna y Sílvia (y yo también pequé un poco...) se lo zamparon en un plis plas.

Así el fin de semana repetí pero esta vez cambié el trenzado y le añadí semillas de chia que són muy ricas en Omega3 y por tanto ayudan a reducir los niveles de colesterol (para compensar, más que nada...).

(*) 



Ingredientes:

250 grs de harina de fuerza
1/2 cucharadita de sal
1 cucharadita de azúcar
10 gr. de levadura fresca
200 ml de leche tibia
40 grs. de mantequilla derretida
1 yema con leche para pintar

1 cucharada de semillas de chia


Cómo se hace:
En un cuenco poner la harina y hacer un volcán. En medio poner el azúcar y la levadura desmenuzada. Verter encima un poco de la leche tibia y dejar unos 20 min para que la levadura empiece a espumar.


Agregar la sal procurando no verterla encima de la levadura, la mantequilla derritida y el resto de leche a temperatura ambiente.


Amasar con la rasqueta para integrar bien todos los ingredientes.

Bolear y dejar reposar 10 minutos.

Enharinar ligeramente la mesa de trabajo y amasar hasta conseguir una masa elástica y fina. 

Bolear y dejar la masa en un cuenco aceitado tapada con un trapo hasta que doble su volumen.

Desgasificar y amasar un par de minutos. Dividir la masa en dos.

Estirar cada una de las mitades en una placa de unos 30 x 20 y enrollar por el costado más largo como para hacer un brazo de gitano.  

Luego estirar cada uno de los rollos con las manos haciendo un churro de unos 40/50 cm.

Ponerlos en forma de aspa e ir trenzando. 




Cristina nos buscó un vídeo en youtube que explica cómo hacerlo(a partir del minuto 1:50)

Poner el bollo en una placa de horno con papel vegetal y dejar leudar de nuevo durante una hora más o menos.


Calentar el horno a 180º

Pincelar la trenza con una yema de huevo batida con leche.

Hornear unos 25 minutos.

Dejar enfriar encima de una rejilla.


Se puede comer con mantequilla y mermelada o con algo salado puesto que no es dulce. Y si tienes la suerte de tener una amiga que te regale una super taza, acompañarlo de un buen te o café con leche ;-)


lunes, 25 de noviembre de 2013

HACE UN AÑO EN EL BLOG (noviembre 2012)

Hace un año publicaba las siguientes recetas:






domingo, 17 de noviembre de 2013

PASTEL DE CHOCOLATE Y FRUTA NATURAL

El día 14 mi sobrina Edurne hizo 18 años y ayer fuimos a celebrarlo toda la familia  De postre llevé este pastel. 

Me costó mucho decidirme con la decoración. 

Quería decorarlo con rosas de trufa hechas con manga pastelera (quiero probarlo y lo tengo pendiente desde hace tiempo), luego pensé en arabescos, perlitas de plata, corona de fresones, ... llevo una semana dándole vueltas y al final, y de forma improvisada me he decidido por esta. 

No puede ser más fácil y el efecto es espectacular. Además, como much@s de vosotr@s sabéis, me encantan los sabores contrastados, y el dulce del chocolate con el ácido de la fruta creo que queda genial.

Per molts anys, Edurne!!!



Ingredientes:
Para el bizcocho de cacao

150 gr de mantequilla blanda
200gr de azúcar blanca
150 gr de harina
1 bote de nata agria
4 huevos medianos
50 gr de cacao en polvo

15 gr de levadiura en polvo
Para el bizcocho blanco
150 gr de mantequilla blanda
200gr de azúcar blanca
170 gr de harina leudante
1 bote de nata agria
4 huevos medianos
15 gr de levadura en polvo
Para el relleno y cobertura de la tarta:
1 bote de mermelada de frambuesa
200 ml de nata 35% materia grasa
180 g. de chocolate negro para cobertura
2 kiwis
400 gr de fresones

250 gr de grosellas rojas o cranberry**


Cómo se hace?
Es mejor preparar la ganache de chocolate de la cobertura el día anterior o unas horas antes para que esté bien fría y la podamos batir perfectamente.

En un cazo poner la nata a fuego moderado. Cuando esté a 65º añadir el chocolate de cobertura, apagar el fuego y mezclar bien con una espátula de silicona o madera hasta que esté completamente disuelto e integrado. 


Dejar enfriar. Meter en una fiambrera de cristal y guardar en la nevera unas horas.

Mezclar todos los ingredientes para el bizcocho en el orden que está escrito. Como no tenía batidora yo lo he hecho a varilla manual. Queda igual de bien pero es más cansado...

Poner la mezcla en un  molde de 20cm de diámetro por 10/15 cm de alto, untado con mantequilla y forrado con papel vegetal y hornear 20/25 minutos a 180º. 

Es importante que los bizcochos de chocolate no estén pasados de horno porqué si no amargan y quedan muy mazacotes. Tienen que quedar jugosos y nada apelmazados.

Sacar del horno y a los 10 minutos desmoldar y dejar enfriar completamente encima de una rejilla.


Proceder igual con el bizcocho blanco pero hornear 10 minutos más.



Cuando están perfectamente fríos abrir cada uno de los bizcochos por la mitad.

Poner en una base una de las mitades del bizcocho blanco y untarla de mermelada. Colocarle encima una de las mitades del bizcocho de chocolate. Untar también con mermelada. Encima colocar la otra mitad de bizcocho blanco, mermelada y acabar con la última mitad del de chocolate.


 

 Batir la ganache unos minutos para conseguir la textura deseada (tipo mousse). Napar todo el pastel con la ganache de chocolate con la ayuda de una espátula y procurando igualar laterales y superfície.



Alisar bien los laterales y con mucho cuidado trasladar el pastel al plato de servir.

Limpiar y secar las grosellas. Pelar los kiwis y cortarlos a rodajas. Limpiar los fresones, secar y algunos abrirlos por la mitad.


Colocar la fruta por encima del pastel, de forma desordenada pero procurando hacerlo armoniosamente.





**
Los frutos rojos en general y las grosellas en particular ayudan a prevenir las infecciones del tracto urinario. También para prevenir la infección por el Helicobacter pylori, la bacteria implicada en las úlceras de estómago. Así mismo son cardioprotectoras y actúan también como pre-bióticos, ayudando a que las bacterias beneficiosas crezcan en el sistema digestivo. 
Son una fruta genial que todos deberíamos introducir a nuestra dieta y sobretodo las mujeres, tan propensas a tener infecciones del tracto urinario.

jueves, 14 de noviembre de 2013

LATKES CON CREMA AGRIA Y GRANADA

Hoy os traigo latkes, una comida típica judía. Son como mini bocaditos de tortilla de patata. Aprendí a hacerlos haciendo El Camino. Me los enseñó un chico americano que conocí en un albergue de La Rioja. Son fáciles de hacer y te ahorras un montón de aceite de freír las patatas.

Cuenta la leyenda que el griego Holofernes sitió la ciudad de Betulia dejando a sus habitantes sin acceso a la única fuente de agua que había en la ciudad. Cuando los habitantes estaban al borde de la muerte Yehudit pidió ver a Holofernes. Como era tan guapa se enamoró de ella y la invitó a que fuera a su tienda a cenar. Ella no podía comer la comida que él le ofrecía pues no era Kosher, pero llevó un cesto lleno de quesos y una enorme jarra de vino. Y fue sirviéndole distintos quesos salados y ofreciéndole vino para saciar la sed que le producían los quesos. De este modo acabó tan borracho que se quedó dormido como un tronco. Entonces ella cogió su espada y le cortó la cabeza. 

Así regresó a la ciudad con la cabeza del general y la colgaron de la muralla para atemorizar a los soldados que al verla, huyeron despavoridos liberando a la ciudad y el resto de Israel.

Es por esto que durante siglos los judíos celebraban Janucá comiendo latkes de queso fritos en aceite y parece ser que fue mucho después cuando los judíos pobres de Polonia y del este de Europa los adaptaron para hacerlos de patata.


Ingredientes:
5 patatas medianas
1 cebolla mediana
1 huevo XL
aceite de oliva
sal y pimienta

1/2 granada
crema agria


Cómo se hace?


Lavar y pelar las patatas y la cebolla. 

Cortar la cebolla a trozos pequeños. Reservar.



Con un rallador de agujero grande rallar las patatas y ponerlas en un cuenco lleno de agua fría. Al acabar con la última patata dejarlas 2 minutos más en el agua. Colar y ponerlas encima de un trapo limpio de cocina.

Envolver en el trapo y escurrir perfectamente toda el agua.

Poner en un cuenco junto a la cebolla y el huevo ligeramente batido. Condimentar con sal y pimienta y remover perfectamente los ingredientes.

Dejar reposar 10 minutos.

En una sartén calentar un poco de aceite. Cuando esté caliente 
ir poniendo cucharadas de la mezcla y dejarlas hasta dorar por ambos lados. 

Preparar un plato con papel de cocina absorbente e ir poniendo los latkes. 

Servir con un poco de crema agria y unos granos de granada.



viernes, 8 de noviembre de 2013

PASTEL DE QUESO Y GRANADA SOBRE CAMA DE BIZCOCHO DE SOLETILLA

Hoy os traigo un semifrío ideal para estos días primaverales que estamos teniendo en pleno mes de noviembre. Al menos aquí nos hemos instalado en un clima casi tropical. Hoy al salir de casa a las 8 de la mañana estábamos a 18º (y vivo en Terrassa,que tiene una temperatura media para este mes de 13º).

En fin, mientras espero ansiosa a que llegue el frío, voy cocinando cosas más típicas de otras épocas pero con frutos 100% otoñales como las granadas que tanto me gustan.


Ingredientes:
250 gr. de queso tipo quark
1 granada
5 hojas de gelatina
1 naranja
250 ml de nata 35% MG para montar
2 huevos
70 gr. de azúcar
60 gr. de harina
20 gr. de azúcar glasé
coñac

Cómo se hace?
Primero hacer el bizcocho de soletilla

Separar las yemas de las claras.

En un cuenco montar las claras a punto de nieve fuerte y reservar


En otro cuenco batir las yemas con el azúcar hasta blanquear. Cuando hayan aumentado de volumen añadir la harina tamizada a modo de lluvia e ir mezclando. Juntar esta mezcla con las claras. 

Escudillar en una bandeja de horno forrada con un papel vegetal haciendo una base redondeada de un diámetro de 24 cm. Espolvorear con el azúcar glas y hornear 12 minutos a 160º.


Dejar enfriar completamente antes de usar.

Mientras preparar el relleno
Poner las hojas de gelatina en un cuenco con agua fría para hidratarlas.

Desgranar la granada.

En un cuenco montar la nata. Para que la nata monte bien tiene que estar muy fría. (Yo la monto en un cuenco de aluminio que pongo en el congelador 15 minutos antes)

Exprimir la naranja. Calentar el zumo con 2 cucharadas de agua y disolver en él las hojas de gelatina. Reservar.

Con una espátula de silicona mezclar la nata con el queso.

Recortar una tira de papel vegetal y forrar las paredes de un molde desmontable

Recortar el bizcocho de soletilla del mismo diámetro del molde. Ajustarlo a la base y rociarlo con un poco de coñac.

Mezclar la crema de nata y queso el zumo de naranja con la gelatina y los granos de granada (reservar unos cuantos para decorar por encima).


Rellenar el molde con la crema. Con una espátula de silicona nivelar la superficie. Dejar cuajar en la nevera un mínimo de 4 horas aunque es mejor hacerlo de un día para otro.

En el momento de servir decorar con los granos de granada que hemos reservado.