lunes, 13 de enero de 2014

GALETTE DES ROIS - ROSCÓN DE REYES AL ESTILO FRANCÉS


El viernes fue mi cumpleaños. Siempre me cuesta celebrarlo y no porque no me haga ilusión. Venimos de Fiestas, de haber comido y celebrado todo lo que había por comer y celebrar y la verdad es que lo que apetece es comer verduitas, ensaladas y poco más. 


Además, para rematarlo, el día antes es el cumpleaños de mi segundo hijo así que en mi día suelo estar un poco perezosa y sin muchas ganas de entrar en la cocina. Pero como el sábado íbamos a cenar a casa de unos amigos y yo llevaba el postre, aproveché para preparar una Galette des Rois, que tenía pendiente desde hace años. Y poniéndole dos velas sirvió de fantástica y buenísima tarta de cumpleaños ;-) 

Esta es la versión francesa del Tortell de Reis, el roscón típico del día de Reyes.



Ingredientes:

2 bases de masa de hojaldre
100 g de azúcar
100 g de almendras molidas
100 g de mantequilla
2 huevos enteros 
aroma de ron


Cómo se hace?
Antes de empezar diré que esta 
es una receta de iguales, es decir, se utiliza el mismo peso de cada ingrediente. Lo más importante para preparar esta crema es trabajar la mantequilla con una espátula para evitar sobrebatir y que nos aumente de volumen. De esta forma conseguiremos la textura cremosa que tiene que tener la crema. 
Si no se usa la crema inmediatamente se debe refrigerar un máximo de 48 horas. 
Esta crema no debe confundirse con la frangipane, que es una crema pastelera mezclada con crema de almendras en proporción de 2/3 de crema de almendras por 1/3 de crema. Además para hacer la frangipane la crema pastelera la haríamos con nata en vez de con leche.

Y ahora sí, vamos a preparar la crema de almendra.



Poner la mantequilla en un cuenco y trabajar con la espátula. 

Añadir el azúcar y mezclar. 

Añadir un huevo y mezclar hasta integrar. Agregar el segundo huevo hasta incorporarlo perfectamente siempre trabajando con la espátula y sin batir demasiado porque no queremos dar volumen a la mantequilla.  

Añadir unas gotas de ron y el sabor elegido. Normalmente se usa aroma de almendras amargas pero yo no tenía :-(

Añadir las almendras molidas y mezclar con una espátula. Reservar.

Forrar la base de un molde de tarta con una de las masas de hojaldre. 

Rellenar con la crema y colocar el haba y la figurita de porcelana (mejor ponerlo tocando a los bordes y separados entre sí para asegurar que no le toquen a la misma persona). Con una espátula alisar la superficie. 

Tapar con la otra masa presionando los bordes para que queden bien sellados.

Pintar con un huevo batido toda la superficie.

Con una hoja de afeitar o con un bisturí marcar los dibujos que queramos en la superficie procurando no traspasar la masa. Hacer un pequeño agujero en el centro para que el aire pueda salir y no se reviente el hojaldre durante la cocción. Yo lo disimulé poniendo una flor en medio. 


Con los retales de masa que nos sobren podemos recortar pequeñas hojas o flores que dispondremos por todo el reborde de la tarta.


Mi horno es muy potente y lo horneé 20 min a 180º pero en el horno que tenía antes lo hubiera puesto a 200º unos 25/30 minutos.

Dejar enfriar completamente antes de desmoldar.


La tradición dice que quien encuentra el haba tiene que pagar el roscón y a quién le toca la figurita es coronado rey/reina y tendrá suerte todo el año.


Y siento decir, siendo como soy una mega fan del Tortell de Reis relleno de mazapán, que este me ha encantado casi más, claro que el hojaldre y el brioche no se parecen en nada y son de difícil comparación, pero es que esté riquísimo :-)