sábado, 7 de junio de 2014

GUISANTES A LA COLOMBIANA

Tenía una amiga que vivió unos años en Colombia y un día me enseñó a preparar estos guisantes. 

Nunca he tenido claro si los hacía así porqué aprendió la receta en Colombia o esto fue algo que yo crucé o imaginé, el caso es que en casa siempre los hemos llamado Guisantes a la Colombiana y ya no estoy a tiempo de preguntarle porqué hace tiempo que murió :-(

Pero entre otras muchas cosas me dejó esta receta que hoy en un gesto de generosidad sin precedentes (no se la he contado a casi nadie) os cedo a tod@s vosotr@s :D

Ya veréis que es muy fácil de hacer pero salen espectaculares, por deciros que mis tíos estuvieron en un afamado restaurante del Maresme, conocido por los guisantes, y a los diez días vinieron a casa y preparé estos y siempre dicen que no hay color entre unos y otros, lo cual me llena de orgullo y satisfacción, jajaja...



Ingredientes:
3 cebollas grandes
2 cabezas de ajos
2 hojas de laurel
1 Kg y 1/2 de guisantes extrafinos congelados
aceite y sal


Cómo se hace?

Cortar las tres cebollas en juliana.

En una cazuela poner aceite hasta cubrir toda la base y sin que se caliente echar la cebolla. Dejarla a fuego moderado para que se vaya pochando. Cuando empiece a ponerse blandita añadir los ajos sin pelar a los que les haremos un pequeño corte en el lateral.

Remover bien y dejar pochar otro rato. 

Cuando la cebolla esté transparente añadir los guisantes (directamente del congelador) y remover bien para que se amalgamen con la cebolla y el ajo.


Salar y añadir agua hasta dos dedos por debajo del volumen de los guisantes (me explico?)

Dejar a fuego moderado y cuando empiece a hervir remover bien con una cuchara y dejar que haga chup-chup 10 minutos.

Apagar el fuego y dejar en la misma olla para que se vayan confitando en su propio jugo.



Comidos el mismo día están buenos pero al día siguiente están en todo su esplendor !