sábado, 28 de febrero de 2015

SOUFFLE DE GRUYÈRE, TOMÁTE SECO, ACEITUNAS Y TOMILLO

Corre, corre corre!!!! Uffff cómo va tan rápido el tiempo?????  Si me parece que fué ayer que publiqué la entrada del último reto cocinillas y ya estamos otra vez a final de mes. Suerte que Susana ayer me avisó que si no se me pasa completamente hacer la receta!!!

No tenéis una sensación de vértigo? Es que puede sonar a tópico pero Diós, cómo pasan los días. No sé cómo pero creo que me han robado horas y ahora los días tienen apenas 18, por que de un tiempo a esta parte no me da tiempo de NADA!!!

O a lo mejor es que con la edad he perdido facultades y tendré que plantearme seriamente usar una agenda y sobretodo, no olvidarme de mirarla, que esta es otra!

Bueno, el caso es que para esta ocasión decidimos que haríamos un Soufflé de queso y aquí está!

Y como hoy nos íbamos a comer a casa de unos amigos, he cogido los ingredientes y los moldes y los he preparado para el aperitivo. Y creo que he triunfado. Les han encantado, sobretodo a Aina y a Miquel ;-)

Espero que a vosotros también os guste!



Recordad que vais a necesitar 8 moldes de cerámica

Ingredientes:

25g de mantequilla sin sal 
2 cucharadas de aceite de oliva 
50g harina

1 cucharada de pan rallado
1 cucharadita mostaza a la antigua
300 ml leche semidesnatada
75 gr queso Gruyère rallado grueso 
4 huevos, separadas claras y yemas 
3 ramitas de tomillo fresco 
5 tomates secos confitados en aceite

10 aceitunas negras
Sal y pimienta negra recién molida


Cómo se hace?

Precalentar el horno a 180º  función turbo.

Colocar una bandeja en el horno para que se vaya calentando. Esto asegurará que los soufflés tengan algo de calor inferior y subirán mejor.


Rociar el interior de los moldes con aceite, espolvorear ligeramente con pan rallado y reservar.

Poner la mantequilla y una cucharada de aceite de oliva en una sartén mediana a fuego medio y dejar que la mantequilla se derrita. 


A continuación, añadir la harina, la mostaza. Mezclar bien y retirar del fuego. 

Añadir la leche poco a poco, revolviendo todo el tiempo hasta que estén bien mezclados. 

Poner de nuevo la sartén al fuego y sin dejar de remover, esperar a que esté bien espesa. 


 

Añadir el queso, mezclando bien hasta que esté completamente derretido y luego retirar del fuego. 

Batir las yemas, el tomillo, el tomate, que habremos confitado un par de horas en aceite, cortado bien pequeñito, y las aceitunas también cortadas a trocitos pequeños. Sazonar y remover hasta que esté todo uniformemente mezclado.



En un cuenco batir las claras de huevo punto de merengue suave. Sin sobrebatir porqué si no costará mezclar con el resto de ingredientes 

Incorporar las claras tal cómo cuento aquí.




A continuación, dividir la mezcla en partes iguales entre los moldes. Golpear los moldes sobre la superficie de trabajo para asegurar que la mezcla se asienta bien. 

Retirar la bandeja del horno con cuidado, estaá caliente, y colocar los moldes encima. Cuanto más centrados mejor, así se cocerán más parejos (no como en la foto, que yo los puse mal :/ )

  

Hornear los soufflés durante 12-15 minutos o hasta que estén dorados en la parte superior y hayan subido bien. 


No abrir el horno antes de que se terminen de cocinar porqué se derrumbarán.

Una vez listos, retirar la bandeja del horno, y servir lo antes posible. 
   

Si queréis ver las propuestas de mis compañer@s de reto, os dejo los enlaces a sus fabulosos blogs: