lunes, 18 de abril de 2016

CODORNICES CON NABOS - INSPIRÁNDOME EN CARME RUSCALLEDA

Carme Ruscalleda fue la chef escogida para el reto Cooking the Chef del mes de marzo pero el domingo que tenía previsto hacer la receta me puse enferma y estuve unos días en el hospital y me fue del todo imposible cocinar y publicar mi propuesta.

Me decanté por un plato típico de la cocina catalana que saqué de su libro Cuinar per ser feliç. Yo no soy mucho de pajaritos pero como no iba a poder comer no me importó cocinar para mi família, que disfrutaron de lo lindo con el plato :-)

La receta no es difícil y los ingredientes son fáciles de encontrar. 

La única dificultad que tiene es que es laboriosa y los tiempos de cocción son largos. La cocina catalana practica el chup-chup, una elaboración lenta y suave que permite potenciar los sabores de los guisos. 

Este tipo de recetas son estupendas para cuando tienes invitados ya que se pueden dejar hechas del día anterior, porqué con el reposo quedan más melosas y gustosas.

Espero que os guste mi propuesta!


Ingredientes:

10 codornices*
1 higado de pollo**
4 nabos
100 gr. de harina todo uso
Agua mineral
2 cebollas dulces
4 tomates maduros
100ml. de coñac
Un hatillo hecho con dos hojas de laurel, una ramita de tomillo y una de mejorana
3 carquiñolis***
2 dientes de ajo
1 ramita de perejil
sal y pimienta
Aceite oliva virgen extra
50 gr. de manteca de cerdo
Hilo de bridar y un papel sulfurizado




* Si vais a usar codornices de caza, deberán cocer 30 minutos más
** Usé un higado de pollo porqué las codornices que compro vienen limpias por dentro. Si conservan sus higados, podéis usar estos.
*** Los carquiñolis se pueden sustituir por tres palitos o una tostada de pan y tres o cuatro almendras.




Cómo se hace?



Primero limpiar las codornices perfectamente. Atarlas con el hilo de bridar para que mantengan una buena forma y no se deshagan al cocer.

Pelar los nabos y cortarlos a trozos largos y regulares.

Picar la cebolla.

Rallar los tomates.

Poner un chorrito de aceite y la manteca en una cazuela. Cuando tome temperatura marcar las codornicespor todos los lados. Salpebrar y reservar.

En la misma cazuela sofreír la cebolla que quede bien dorada, unos 20 minutos a fuego suave.

Añadir el tomate, salar y dejar confitar 15 minutos.



Colocar las codornices en la cazuela con la pechuga hacia abajo, en contacto con el tomate. Poner el hatillo de hierbas, el coñac y casi cubrirlas de agua hirviendo. Tapar con el papel sulfurizado y la tapa de la cazuela. Esto permite que a fuego muy bajo las codornices queden perfectamente estofadas y conserven todo el sabor.



Poner un cazo con agua y sal. Cuando hierva poner los nabos y cocer 3 minutos.

Colar el agua. Enharinar ligeramente y freír en aceite. Cuando estén doraditos sacar con una espumadera y reservar sobre papel absorvente.



Enharinar el hígado y freír en el mismo aceite.

Hacer una picada con el hígado, los carquiñolis, los ajos y el perejil. 


Sacar la tapa y el papel de la cazuela donde tenemos las codornices, cuando hayan pasado los 60 minutos y añadir los nabos y la picada, en la que habremos disuelto medio cacillo del jugo de cocer las codornices.

Dejar haciendo chup-chup, lentamente, 15 minutos más.


Si queréis ver las fantásticas propuestas que han preparado mis compañer@s de reto las encontraréis todas pinchando aquí.