jueves, 27 de abril de 2017

BOLLITOS PARA DESAYUNAR

Mi cuñada es panadera. Hace unos panes de verdad. Con harinas ecológicas, con masa madre, y sobretodo con mucho amor, que es el ingrediente principal para que las cosas salgan bien. 

Tiene un blog un poco abandonado pero en cambio es bastante activa en Instagram donde cuelga fotos de unos panes espectaculares que me dan mucha envidia :-)

El otro día colgó unos panecillos monérrimos, redonditos ellos, dorados y que decían: cómeme!

Y le pedí la receta (ah, es muy fácil! dijo) y me puse manos a la obra.

Tenía una harina integral eco, harina de fuerza no eco y gestioné la mezcla. Peró algo no funcionó y quedó líquida. Que repose un rato, pensé! Y pasó media hora y seguía líquido... un poco más... y seguía líquido y entonces llamé a la maestra. Y así fué cuando aprendí varias cosas:

- La harina integral eco es "inestable" y aunqué no haya caducado se puede haber degradado. Para cerciorarme cogí 100 gr. de harina y la mezclé con 65 gr. de agua y efectivamente la mezcla quedaba líquida, señal de que algo no funcionaba.

- Aprendí que esta harina la podía utilizar para hacer galletas, bizcochos o masas que no necesiten levar, o sea, que no necesiten fuerza.

- Que la masa, a base de ir plegándola cada 20 minutos, acabó cogiendo un poco de consitencia y sirvió para hacer unas bases para pizza y unas cocas de vidrio. (aquí no se tira nada!)

A la semana fui a comprar más harina y haciéndolo todo igual quedó perfecto. 

Así quedaron, espero que os gusten!


Ingredientes:
(para 12 conejitos de unos 140 gr cada uno)

500 gr. de harina de fuerza
500 gr. de harina integral de tres granos
40 gr. de azúcar integral de caña
100 gr. de aceite de oliva
300 gr. de agua
250 gr. de leche de arroz
20 gr de sal
7 gr. de levadura fresca de panadero.



Cómo se hace?


Mezclar todos los ingredientes y dejar fermentar 12 horas en la nevera.

Desgasar la masa y dividir en piezas de unos 110 gramos. 


Bolear y formar los cuerpos de 12 conejitos, dándoles forma ovalada y más estrecha en una punta (como si fueran huevos) Con la masa restante formar las orejas y pegarlas al lado estrecho del cuerpo.


Tapar y dejar fermentar 3 horas.

Calentar el horno a 200º


Pintar con agua y espolvorear con semillas de amapola o sésamo las barriguitas (yo no tenía y no las puse pero podrían haber quedado muy bonitos).


Hornear 15 minutos.

Con pipas de calabaza y de girasol hacer los ojos y las boquitas de los conejitos.