jueves, 18 de mayo de 2017

ENSALADA DE ESPELTA

Pues sí, la espelta se come en ensalada y está deliciosa. Quizás todos lo sepáis pero yo lo he descubierto hace poco y quería compartirlo con tod@s vosotr@s. Yo la había usado molida para hacer pan o en grano mezclada en la masa cuando he hecho pan de semillas pero no la había comido de otra forma.

La espelta es un grano pequeño, parecido al arroz y una vez hervido se hincha y queda perfecto para comer. 

Es un grano integral, es decir, se come con la cáscara y es por esto que conviene asegurar que procede de cultivo ecológico. En otro caso tendás que tener en cuenta que los posibles pesticidas que se hayan usado para su cultivo quedarán impregnados en la cáscara y te los vas a comer junto con la ensalada.


Mi espelta proviene de los campos de Pep Mestre, un agricultor de Argençola, un pueblo de la comarca del Anoia, relativamente cercana a mi casa y que conocí el año pasado en una visita a sus campos y molino en el transcurso de la Feria de las especias y las hierbas medicinales

Pep hace casi cuarenta años que es agricultor. En el 2000 le obligaron a hacer un curso de seguridad para poder usar productos fitosanitarios y quedó tan horrorizado con lo que le contaron sobre estos que se decidió a cambiar el sistema de producción de su explotación familiar y se pasó al cultivo ecológico.  

Pasear por sus campos fue toda una experiencia y oirle contar todo lo que sabe fue muy enriquecedor. Me encanta la gente que tiene conocimientos y los transmite con esta pasión. La gente que está enamorada de su trabajo y lo comparte con los otros, regalando conocimientos y enseñando. 

Me encantan las personas que son maestras de su oficio, quizás sea porqué soy hija de maestros ;-)

Foto: grano de espelta integral

Otra cosa que he aprendido hace poco es una teoría, creo que originaria de Japón, que habla de los alimentos y sus colores.

Esencialmente dice que cuantos más colores tenga la comida que vayamos a comer más saludable, nutritiva y completa va a ser. Como esto podría ser muy extenso podemos cojer como norma que contenga 5 colores principales: blanco, rojo, amarillo, verde y negro. 

Tengo que seguir estudianado sobre el tema pero para empezar y con sólo estas nociones tan básicas podremos preparar unas ensaladas espectaculares como la que os traigo hoy.

Espero que os guste!


Ingredientes:

200 gr. de espelta de grano pequeño 
1/2 taza de arándanos
1/2 taza de granos de maíz 
1 tomate maduro, o tomatitos cherry
Hojas de lechuga variadas
Germinado de brócoli, alfálfa y soja
Setas shimeji
1 aguacate
Semillas variadas: pipas de calabaza, girasol, lino dorado,... (omega vegetal)
Hojas de albahaca
1 diente de ajo
Aceite




Cómo se hace?

Poner una olla con agua al fuego. Cuando empiece a hervir echar la espelta previamente lavada y un poco de sal. Tendrá que cocerse unos 40/45 minutos, hasta que la cáscara se abra y el grano quede blandito.

Cuando esté a nuestro gusto, a mi me gusta un poco crujiente, colar y refrescar.



Dorar el ajo laminado en una sartén con un poco de aceite. Añadir las setas limpias y saltear cinco minutos. Reservar.

Poner el cereal en un cuenco. Añadir los arándanos enteros, los tomates cortados a gajos o si son pequeños abiertos por la mitad, las hojas de lechuga, los granos de maíz y los germinados. Las setas y el aguacate cortado a dados. 

Espolvorear unas cuantas semillas y las hojas de albahaca picaditas.

Aliñar, servir y disfrutar de una comida espectacular!